Notice: wpdb::prepare se llamó incorrectamente. La consulta no contiene el número correcto de marcadores de posición (2) para el número de argumentos facilitado (3). Por favor, visita Depuración en WordPress para más información. (Este mensaje se añadió en la versión 4.8.3.) in /home/oprettedev/public_html/corsia/wp-includes/functions.php on line 4187
La historia clínica electrónica estará al alcance de todo médico

Día a día la sociedad se va volviendo más rápida y omnipresente, ya no necesitas estar en un lugar para poder enterarte de qué está ocurriendo en ese momento, o qué ocurrió hace un par de minutos, la información se mueve tan rápido como el viento. La agilidad y simplicidad que existe actualmente para poder compartir información desde cualquier parte del mundo, a cualquier hora, en cualquier momento, se está expandiendo globalmente para facilitar el trabajo de cualquier área de trabajo, la medicina no se ha quedado atrás y actualmente se está utilizando un nuevo sistema para almacenar la información de los pacientes, la historia clínica electrónica (HCE), también conocida como historia clínica informatizada, lo más probable es que los avances lleguen al punto en el que eventualmente cada clínica privada o cada hospital público contará con su propio software médico que se adapte a sus necesidades.

Inicio y avances de las historias clínicas electrónicas

La historia clínica electrónica tiene alrededor de 7-8 años utilizándose en diferentes partes del mundo, inició como la alternativa computarizada de la historia clínica empleada por todos los profesionales de la salud desde hace varias décadas.

El uso de la HCE busca incorporar la tecnología informática y de telecomunicaciones en el mundo de la activad médica, es decir, la historia clínica pasa de ser un documento exclusivo entre médico paciente para formar parte a un complejo sistema de información médica de todo un centro de salud.

Poco a poco se ha ido implementando el respaldo de la información médica a través de vías electrónicas, esto no solo facilita el trabajo del médico sino también reduce el tiempo relacionado con el almacenamiento, búsqueda y reparto de las historias médicas de cada paciente. Estos avances comenzaron en la clínica médica privada, ya que la relación coste-beneficio es de vital importancia para estos centros de salud, implementar un sistema que agilice el trabajo de toda la clínica conlleva a un incremento en el lucro, ya que esto trae como consecuencia se disminuyan los gastos al aumentar el uso del tiempo en actividades más importantes que las administrativas.

El tiempo que se ahorra gracias al uso de las historias clínicas electrónicas permite liberar la agenda médica para otras actividades. Poco a poco se va disminuyendo el tiempo y la energía empleada en la parte administrativa de la atención médica. Al emplearse un software donde se encuentre todos los datos de un paciente se disminuye el tiempo en duplicar información, y permite concentrarse en recoger los datos nuevos importantes que se requieran en el momento, ya que los otros datos se encuentran en el sistema, además facilita el trabajo de los profesionales de la salud que requieran revisar la información pertinente en un caso, sin tener que revisar archivos extremadamente, y sin que haya la posibilidad de traspapeleo o caligrafías inentendibles.

En palabras más sencillas, las HCE permite que todo el equipo de médicos de una clínica u hospital pueda crear, revisar, modificar o actualizar la información clínica de un paciente, en cualquier momento, sin necesidad de gastar más tiempo o espacio físico del necesario.

Uso actual de las historias clínicas electrónicas

Así como los dispositivos de comunicación permiten que nos comuniquemos, almacenemos archivos y los podamos compartir con cualquier persona, en cualquier momento y lugar; las HCE buscan que esto sea aplicable en el ámbito médico; actualmente se están utilizando alrededor del mundo tanto en clínicas como en hospitales públicos para tener una plataforma en línea de uso interno con la información de cada paciente atendido en el hospital.

Tener la información de cada paciente en una plataforma on-line permite aumentar la eficiencia en el flujo de trabajo del ambiente sanitario, ya que el personal distribuye su tiempo en otras operaciones, disminuye el tiempo invertido en tareas administrativas.

Las historias clínicas electrónicas cuentan con todos los datos del paciente: desde sus antecedentes familiares hasta los antecedentes personales, examen físico, las impresiones diagnósticas, resultados de exámenes de laboratorios/pruebas de imágenes, y así como el tratamiento que ha recibido/que está recibiendo/recibirá, es decir, todo lo que se necesita saber de la salud del paciente se encuentra almacenado en un solo lugar, esto puede ser utilizado por parte de cada médico tratante, así como para reuniones médicas en las que se requiere contar con la información rápidamente.

Otra forma de utilizar el sistema de historias clínicas electrónicas es para organizar el tiempo de cada médico, en estas nubes informáticas no solo es posible almacenar la información de los pacientes, también permite organizar la agenda médica, de esta forma se actualiza constantemente y es más fácil para el médico seguir el rastro de sus consultas, la organización de cada médico permite que se ahorre tiempo de forma global para el centro de salud.

Telemedicina y las historias clínicas electrónicas

Como ciencia, la medicina no puede estar en desventaja tecnológica con otras áreas, por eso ha buscado innovar y estar a la altura del estilo de vida que existe alrededor del mundo, gracias a esto se ha creado una rama que se centra principalmente en esta relación entre las telecomunicaciones y la medicina, esta nueva relación es conocida como telemedicina.

Esta relación entre medicina y la telecomunicación no es nueva. Durante los tiempos de guerra, y luego del invento del telégrafo, este fue empleado para comunicar a las zonas de guerra con médicos, quienes estaban en el campo de batalla hablaban directamente con un doctor y planteaban los casos graves que consideraban importantes, de esa forma los médicos indican cómo actuar correctamente para poder tratar al paciente de la forma apropiada, sin embargo, actualmente la relación se ha vuelto cada vez más importante y más complicada.

La telemedicina es un área muy amplia y que cada día adquiere mayor relevancia en el mundo médico, cumple diversas funciones, inició como una forma de comunicación entre médico tratante y sus respectivos pacientes, sin embargo, actualmente la telemedicina va más allá, se ha vuelto una serie de herramientas que permiten que un paciente pueda recibir atención personalizada desde cualquier parte del mundo; la telemedicina permite que el paciente se comunique con su médico directamente sobre cualquier situación que el considere importante, así como también permite que otros médicos se comuniquen para elaborar conversaciones e intercambios de opinión desde cualquier lugar geográfico, actualmente las famosas “revistas médicas” se pueden realizar con médicos que no se encuentran físicamente presentes.

Además, el avance ha sido tan rápido y sorprendente que se ha logrado implementar la modalidad de cirugías a distancia, es decir, se está desarrollando de manera más profunda la idea de un “doctor en línea” hasta llegar al punto en el que los médicos son capaces de realizar cirugías están en un sitio totalmente distinto al del paciente.

Beneficios para el grupo sanitario

Las historias clínicas electrónicas también mejoran la gestión de las pruebas de laboratorio, además, al evitar que se hagan pruebas duplicadas por descuido del personal proporciona ahorro para el sistema de salud, y también evitan confusiones debido a un error al actualizar o transcribir valores de laboratorio.

Al encontrarse toda la información del paciente almacenada y actualizada de forma electrónica esto trae como consecuencia que se disminuya el error de medicación e información que ocurre cuando se almacena la información por escrito convencional, en papel y lápices. Muchos de los errores que se cometen en el área de la salud se deben a problemas de malinterpretación, esto ha disminuido considerablemente en aquellos institutos donde se emplea el uso de las historias clínicas electrónicas de forma sistematizada.

En definitiva, los principales beneficios para los centros hospitalarios o las clínicas son: ahorro de tiempo y dinero, mejora en la organización de todo el centro y disminución en los errores cometidos por problemas en la comunicación escrita.

Beneficios para el paciente

Hay que recordar que lo más importante en el ámbito médico son los pacientes, y aunque en lo redactado anteriormente es difícil visualizar claramente cómo las historias clínicas electrónicas benefician al paciente, lo cierto es que su uso afecta directamente al paciente.

Cualquier mejora que conlleva un aumento en la eficacia del sistema de salud beneficia directamente al paciente. Al usar las HCE el paciente no tendrá que repetir en varias ocasiones lo mismo, esto le ahorra la molestia e incomodidad que puede conllevar tener que decir lo mismo una y otra vez.

La mejora en la organización del tiempo de los médicos permite que se centren en la atención al paciente, lo cual claramente hará que cada paciente obtenga mayor tiempo de consulta y esta se vuelva menos rápida e incómoda. Además, al disminuir los errores diagnósticos y/o de tratamientos causados por los descuidos al escribir manualmente se disminuye la mala praxis cometida hacia los pacientes.

Además, la unión de las HCE con la telemedicina permite que el paciente pueda recibir consultas medicas online, esto hace que su trato médico sea individualizada y personal desde cualquier parte del mundo, permitiendo que pueda ser atendido por un grupo médico que conoce su caso y sus datos.

Problemas y desventajas de las HCE

Como toda nueva tecnología aún queda un gran camino para mejorar, aún hay muchos profesionales de la salud que no se acostumbran a esta nueva forma de administrar la información, igualmente, los softwares que se utilizan para el desarrollo de las historias clínicas médicas deben perfeccionarse y volverse más atractivos y fáciles de usar para los usuarios, de esta forma se garantiza que todo el personal médico conozca el uso adecuado de las HCE.

Otro problema es la dificultad que se ha presentado para desarrollar una plataforma universal, ni siquiera en las mismas ciudades los hospitales cuentan con una red de historias clínicas electrónicas estandarizada y que pueda compartirse entre centros de forma sencilla y eficaz, esto complica aquellos casos en los que el paciente por diversos motivos es atendido en un centro diferente al habitual.

Por otra parte, han surgido dudas respecto a los problemas éticos que pueden presentarse si las historias clínicas electrónicas no se utilizan con profesionalismo, sin embargo, este problema también se presentaba con las historias clínicas manuales, la diferencia es que en este caso pudiese ser un poco más sencillo el acceso a ellas.

Futuro de las HCE y la telemedicina

Sin duda la unión entre las historias clínicas electrónicas y la telemedicina dan mucha esperanza para maximizar el rendimiento en hospitales y clínicas. Aún queda mucho por hacer, desde preparar al personal para su uso adecuado hasta la creación de una plataforma universal, son cosas que poco a poco se irán implementando, incluso se ha llegado a plantear la posibilidad de que la medicina funcione como cualquier otra red social pero destinada a profesionales de la salud.

En una sociedad que cada vez va más rápido, es importante que algo tan importante como la salud se mantenga a la vanguardia, por eso se tiene grandes expectativas en la unión de las historias clínicas electrónicas y la telemedicina.

Eventualmente, el uso de historias clínicas electrónicas no serán consideradas como un lujo de ciertos hospitales o clínicas, sino que pasarán a ser parte importante del sistema de salud, así como los ordenadores y los celulares son parte importante de nuestras actividades cotidianas.