Notice: wpdb::prepare se llamó incorrectamente. La consulta no contiene el número correcto de marcadores de posición (2) para el número de argumentos facilitado (3). Por favor, visita Depuración en WordPress para más información. (Este mensaje se añadió en la versión 4.8.3.) in /home/oprettedev/public_html/corsia/wp-includes/functions.php on line 4152
Razones para elegir un modelo SaaS

Vivimos en un mundo dinámico que se mueve a gran velocidad, por lo que nos conviene elegir un modelo SaaS al contratar un servicio.

Cada vez más empresas y usuarios particulares apuestan por servicios y soluciones que se presentan en el formato conocido como SaaS, y que significa software como servicio (software as a service en inglés). Una década atrás no hubiera sido posible ni planteárnoslo, cuando la conexión de un módem doméstico no pasaba de los 3Mb y la tecnología 3G móvil ni siquiera se comercializaba. Sin embargo, el escenario a cambiado tanto en tan poco tiempo, que muchas empresas han aprovechado las ventajas que nos ofrecen los avances tecnológicos que han convertido a la comunicación en la herramienta clave de este siglo.

Emplear un servicio que se ofrece mediante SaaS contribuye a hacernos la vida más dinámica y sencilla. Sin embargo, todavía hay personas y empresas que por falta de información o por desconfianza no acaban de ver claro que la plataforma en sí, con sus datos y documentos asociados, se encuentre en un lugar que parece impreciso y etéreo, al que llamamos La nube.

Afortunadamente, la mentalidad está poco a poco cambiando. Los millenials, o nativos tecnológicos, no necesitan ser convencidos para comprender las ventajas que tienen servicios como Gmail, Dropbox, Netflix, e incluso plataformas como Facebook, Flickr, Instagram, Twitter, a las que tan acostumbrados estamos y que forman parte de nuestra vida cotidiana.

Las ventajas del SaaS

  • El punto número uno es la comodidad. No se requiere la instalación de ningún software, que puede fallar cuando más se lo necesita, y su acceso es instantáneo. Es posible hacer uso del servicio desde cualquier dispositivo y sistema operativo. El único requisito es tener conexión a Internet.
  • Lo siguiente es el mantenimiento. El usuario se despreocupa de mantenerlo actualizado, puesto que son los desarrolladores los encargados de mantenerlo al día y en óptimas condiciones.
  • En caso de que la plataforma almacene datos, en un SaaS podemos estar seguros de que, pase lo que pase, los datos van a estar a salvo. Puede que nuestro dispositivo se dañe, o sea robado, pero la información estará siempre en servidores seguros. Y con más de una copia de seguridad.
  • Y como última ventaja principal, el soporte técnico que nos ofrece el proveedor. En función del tipo de servicio podremos comunicarnos con ellos mediante chat, e-mail o incluso redes sociales, con la seguridad de que en cuestión de horas (a veces de minutos) vamos a obtener una respuesta.

Estas son las razones más importantes, pero hay muchas más. El mundo se dirige hacia un modelo en el que todo se almacenará en la nube, con soluciones y tecnologías innovadoras que todavía ni imaginamos. ¿Estás listo para dar el paso?